lunes, 22 de diciembre de 2014

¡Noticias navideñas!



¡Hola a todos!

Mucho tiempo sin leernos, ¿verdad? Bueno, no os olvidéis de nuestras caras todavía, que nos queda mucha cera que repartir.

Hoy os traemos noticias frescas (o calentitas, según desde qué hemisferio nos estéis leyendo), algunas de las cuales os van a gustar mucho, estamos seguras.

En primer lugar, os damos las gracias de nuevo a todos por seguirnos en el blog y en las redes sociales, así como en Wattpad, donde El Despertar tiene 37,817 lecturas, 2,022 favoritos y 243 comentarios. No sabemos si, objetivamente, eso es mucho o es poco, la verdad. A nosotras nos impresiona y nos parece una bestialidad. Os damos las gracias a todos de corazón, nos dejáis con la boca abierta con las muestras de apoyo y cariño que nos dais, tanto a nosotras como sobre todo a nuestro trabajo. Que os gusten las historias que escribimos es un chute de satisfacción :)

Gracias también por vuestra paciencia. Durante estos meses nos hemos embarcado en distintos proyectos profesionales tanto por vocación como por necesidad. Nos gustaría hablar un poco de ello para que sepáis algo más de nuestras vidas y también para que podáis conocer nuestra situación y entender por qué ha tenido lugar este parón.

Como seguro que algunos ya sabéis, Neith es ilustradora profesional y vive de ello y de las pagas ocasionales que recibe por trabajar en un negocio familiar de hostelería. Yo (Hendelie) soy profesora de música en paro, correctora y editora titulada, y hace un par de años que empecé a dedicarme profesionalmente al mundo de la edición. Actualmente pago las facturas con lo que gano haciendo correcciones; hemos montado un negocio editorial por vocación y por amor a la profesión pero de momento no da beneficios, y en caso de que lo haga, será dentro de un año o dos... por lo que tengo que buscar más trabajos de corrección constantemente para poder mantenerme y poder mantener también la empresa.

Además, en la editorial tenemos el propósito de hacer las cosas lo mejor posible o al menos siempre intentando mejorar, lo cual conlleva mucho tiempo y esfuerzo. Siempre es así. Cuando uno quiere hacer las cosas lo mejor posible, no puede hacerlas rápido ni con desgana. Hay que dedicarle horas, atención, energía y mucho trabajo.

El resultado es que cada vez me queda menos tiempo para escribir, y lo que es peor, cuando lo tengo estoy agotada y con la motivación por los suelos. Esto último no sería un problema  —no me cuesta automotivarme cuando hace falta— si no fuera por el agotamiento. Tras un total de entre seis y doce horas al día corrigiendo textos, lo que menos me apetece es sentarme delante del Word. Ni de una libreta. Ni de nada que tenga que ver con escribir. Tengo la vista cansada y también la cabeza, además una no es muy lista que digamos así que mis fondos reservados de inteligencia se gastan y ya no doy para más, jajajajaja.

No os contamos todo esto para quejarnos, para llorar, ni tampoco para vanagloriarnos de lo trabajadoras que somos y lo mucho que nos sacrificamos. Al contrario. Simplemente consideramos que tenéis derecho a saber cuál es nuestra situación porque siempre estáis ahí, apoyándonos, haciéndonos llegar vuestras opiniones y vuestras palabras de ánimo, llorando y riendo con nuestros personajes. Este proyecto, nuestras historias, son tan vuestras como nuestras. Así que GRACIAS por esperar y disculpad que hayamos estado tanto tiempo calladitas. Y GRACIAS también porque hacéis posible lo que parece imposible. ¿Por qué digo esto tan épico? Bueno, hace dos meses me parecía imposible poder sentarme tranquilamente a escribir con la cantidad de trabajo que tenía, lo nerviosa que estaba siempre y lo agotada que acababa el día. Estaba frustrada porque no dejaban de ocurrírseme ideas para La Salamandra y para otros relatos y no tenía tiempo ni energías para sacarlas adelante, con el desánimo que eso trae. Yo sabía que era algo pasajero, pero no sabía cuándo se me pasaría. Supuse que una vez hiciéramos los lanzamientos de diciembre en la editorial podría respirar más tranquila. Entonces, cuando llegó el mes de diciembre y me quité esa espinita, empecé a ver todo lo que había pasado mientras yo estaba enterrada debajo de mi propia autoexigencia y dándome atracones de trabajo: Los comentarios no habían parado de llegar en Wattpad. Tampoco en Facebook. A día de hoy, hay gente que sigue comprando Fuego y Acero en papel, cuando hace ya casi tres años que lo sacamos y enviándonos mensajes emocionantes de ánimo y de felicitación. Sigue habiendo gente que vibra y siente con nuestras historias. El tiempo pasa, pero lo que sembramos hace tres años, cuando empezamos con esta locura, sigue creciendo y dando frutos gracias a vosotros. No se acaba, no se agota y no se extingue. Y al ver eso, ¿cómo podía yo estar agotada? Se me contagió todo. Poco a poco me fui alimentando de todo eso y recuperando las fuerzas.

Es increíble. Seguramente parezca una exageración o un momento melodramático de esos que tanto me gusta incluir en las historias, pero ojalá pudierais sentir por un momento lo que he sentido yo al sacar al fin la cabeza, sacudirme el polvo, volver de nuevo la vista hacia aquí y encontrarme con esto. Con que todo estaba como siempre o mejor. Con que todos nos estabais esperando. Es como volver a casa, y es maravilloso <3

Así que, después de este momento cursi y ahora que vuestra energía me ha devuelto la mía, noticias:

1.- Pase lo que pase, La Salamandra sigue adelante. No sé si podré actualizar semanalmente, pero lo intentaré con todas mis fuerzas. Esperamos poder terminar la novela para finales de invierno o principios de primavera, momento en el cual lanzaremos la edición especial tal y como habíamos decidido anteriormente. En este caso, además, publicaremos con un sistema nuevo de mecenazgo, a través del cual podréis optar a un montón de productos extra: Colgantes, camisetas pintadas a mano, un pequeño relato exclusivo que narra la historia completa de Liam y Elliot, ilustraciones exclusivas de Neith y un montón de cosas más, además de las pegatinas, los marcapáginas, las chapas y todo el material que incluimos en las ediciones especiales.

2.- Hemos cerrado los pedidos de libros firmados y dedicados. Ahora mismo ya no tenemos stock, así que no podemos enviar más ejemplares firmados hasta que no lo repongamos. Además, a partir de ahora solo existirá la modalidad de envío certificado a toda España y al extranjero. Este año hemos tenido un montón de problemas con Correos, especialmente en los envíos ordinarios. Algunos se han perdido hasta dos veces y hemos perdido libros y dinero por culpa de esto, por lo que por vosotros y por nosotras, a partir de ahora todos los pedidos serán certificados. Volveremos a abrir el plazo en febrero de 2015.

3.- Además de La Salamandra, está en marcha algo que muchos nos pedisteis en su día: un... no sé cómo llamarlo. ¿Spin-off? ¿Segunda parte?... bueno, como sea. Se trata de una nueva historia con los personajes de Dos noches y un día. Esta historia no se publicará por capítulos en el blog, aunque a lo mejor sí que la subimos a Wattpad u otras plataformas. Ya os informaremos sobre ello cuando lo tengamos decidido.

4.- Tenemos un nuevo miembro en Third Kind :)

Esto sí es inesperado, ¿verdad?


Bueno, como sabéis esta aventura la comenzamos Neith y yo para publicar nuestros propios libros sin tener que enviar el producto a las editoriales (no porque nos hayan rechazado, es que nunca hemos enviado nada. Preferíamos hacerlo nosotras mismas). Con el tiempo hemos conocido a otros escritores y con algunos hemos tenido algo más que feeling. Nuestra nueva compañera es una de esas personas que están en nuestra misma onda. Se trata de Mer González, autora de La sombra del lobo y de El lenguaje secreto de los lobos, una escritora canaria de novelas sobrenaturales con escenas homoeróticas.  Mer posee un gusto exquisito y trata en sus novelas el amor entre hombres dentro de un entorno de fantasía sobrenatural, tejiendo tramas llenas de acción, drama y emoción. Así que lo dicho, ahora Mer González también es Third Kind :)

Podéis leer sus novelas en su página web y muy pronto, cuando remodelemos el blog, también aquí.

De momento, esto es todo por ahora. Esperamos poder hacer algún regalito para Navidad o para Reyes ;)

Un abrazo y gracias a todos por leernos.


¡Nos vemos pronto!


Hendelie, Neith y Mer.

video



6 comentarios:

  1. Gracias chicas, para mí es maravilloso saber toooodos los planes y proyectos que tienen, además es estupendo tener con ustedes a Mer, ¡Felicidades y sigan adelante!

    Muchos cariños y gracias por todo lo compartido, gracias por su tiempo, gracias por su dedicación y consideración.

    Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Me alegro mucho que estéis de vuelta y animadas, no se me ocurre mayor tragedia que os rindieseis a estas alturas.
    Lo del envío certificado es la mejor idea, así no volveré a sufrir cuando compre otro libro.
    Muchos ánimos y Felices fiestas!

    ResponderEliminar
  3. Esto es lo que hace que uno crea en la magia de la navidad!

    ResponderEliminar
  4. Primero que nada, mucha suerte con la editorial que tienen, es un trabajo exigente pero estoy segura que lo sacarán de tal forma que cada trabajo realizado será algo excelente ;) ¡Mucha suerte!

    Y también, qué emoción me da saber que Mer también va a participar en Third Kind~ Pronto van a ser más lectores y seguro que verán más cariño de parte de todos, así que váyanse preparando~.

    Y bueno, felices fiestas, creo que este fue el regalito de Navidad de parte del Estudio, así que muchas gracias por no olvidarse de los proyectos y de los lectores que con gusto esperamos a leer más y más de estas impresionantes historias.

    ¡Y pues nada, a echarle ganas!

    Un besote <3

    ResponderEliminar
  5. Gracias por seguir aqui chicas y enhorabuena Mer por unirte al blog

    ResponderEliminar
  6. Gracias chicas por la magnífica acogida. Un abrazo a todas.
    :)

    ResponderEliminar

¡Deja tu comentario! Es gratis y genera buen karma :D


Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons. Queda prohibido su uso para fines comerciales, así como la duplicación total o parcial sin permiso expreso de las autoras. Si citais algún fragmento, por favor, no olvidéis nunca poner el autor y la fuente de referencia. ¡Muchas gracias!